Aceites Esenciales

Es la esencia destilada de una planta, árbol, flor frutos, oleoresinas, semillas o raices que sintetizan dichas sustancias para su propia supervivencia. Cada planta tiene su ADN  y la calidad de la planta influirá en la calidad del aceite esencial. Una bioquímica sofistica que nos trae la sabiduría de la naturaleza para los beneficios de nuestro bienestar.

 Los aceites esenciales de grado terapéutico en su gran mayoría se obtienen por destilación de vapor, aunque en algunos se obtiene por prensado en frío de la cáscara como es el caso de la gran mayoría de los cítricos, en cuyo caso se llaman esencias, y otros por extracto de CO2 en cuyo caso los llamamos absolutos.

 La calidad de los aceites esenciales es imprescindible para obtener unos  resultados óptimos a nivel terapéutico. Buscamos tener aceites esenciales quimiotipados (clasificación según las moléculas que poseen) y preferiblemente de cultivo biológico 100% natural, es decir no deben contener moléculas de origen sintético y 100% puros, es decir que no hayan sido rectificados o mezclados con otros aceites para abaratar el coste. En la etiqueta debe aparecer: el nombre de la planta en latín, y el nombre común, el quimiotipo, el órgano destilado, el número de lote, la fecha de caducidad y en el caso de ser biológico el país de origen. Deberán estar envasados siempre en cristal oscuro.

¿Tienes dudas? Escríbeme!

¿Quiéres ponerte en contacto conmigo? Rellena el siguiente formulario, aunque si lo deseas, también puedes escribirme a mery@essentialmery.com.

Share This